viernes, 27 de mayo de 2011

Pancitos de aceitunas y romero


No es ninguna novedad que, junto con el frío, nos entren ganas de tomar sopa. La novedad es acompañar la sopa con alguna propuesta diferente y entretenida.
Estos pancitos son rápidos, porque no llevan levadura sino que polvos de hornear, y tienen el poder de transformar la más insulsa sopa maggi en una cena chic.
Por supuesto que también se pueden servir como aperitivo, tibios, untados en pasta de merkén (y para esto recomiendo la que me enseñó mi padre: con aceite, ajo picadito, sal y una cucharadita de miel), o acompañando una carne asada con ensalada.


Ingredientes (para unos 10 pancitos del tamaño de un muffin):
- 1 1/3 taza de harina sin polvos de hornear
- 1 1/2 cda. de polvos de hornear
- 250 grs. de queso, picado o rallado grueso
- 1 cda. de romero fresco picadito
- sal, pimienta
- 3 huevos
- 1/4 taza de leche
- 1/2 taza de aceite de oliva
- 80 gr. de aceitunas negras deshuesadas y picadas gruesas

Preparación:
Precalentar el horno a 180º (medio-bajo).
En un bol, mezclar la harina, polvos de hornear, sal, pimienta, romero y queso. En otro bol, batir los huevos, la leche, aceite de oliva y las aceitunas. Unir los húmedos a los secos, revolviendo con una cuchara de palo.
Disponer moldecitos individuales o un molde rectangular, enmantequillado. Hornear durante 25 minutos, tratando de que no se sequen demasiado.
El ideal es servirlos tibios, cuando el queso en su inerior todavía está derretido. Delicioso.

2 comentarios:

  1. Que mejor que una rica sopa después de una largo día. Simplemente exquisito!

    ResponderEliminar
  2. Esta excelente!!!
    Me encanta que compartan estas cosas, yo ya me estoy aburriendo de los 3 platos tipicos que se preparar :P
    muchas gracias por las inspiraciones

    ResponderEliminar